Con 2.200 millones de usuarios y el 93% de los profesionales del marketing en redes sociales aprovechando activamente los anuncios de Facebook, prácticamente todas las audiencias de las empresas o negocios están en algún lugar de esta plataforma.

Pero, por supuesto, no todos los anuncios de Facebook son creados de la misma manera.

Solo hace falta mover un par de botones para darse cuenta que los anuncios de Facebook pueden ser un gran desperdicio de dinero para tu negocio… o (si se diseñan correctamente) algo que vaya a catapultar tus ventas.

La creación de embudos de Facebook de alta conversión no es una ciencia de fórmulas sencillas, sino más bien un proceso de prueba y error que es único para cada empresa.

En este artículo, te vamos a guiar a través de siete pasos que te darán la mejor oportunidad de construir un embudo de Facebook que haga conversiones como una máquina bien afinada. Estos son los principios fundamentales aplicables para todas las campañas de marketing con anuncios en Facebook.

Pero primero…

Probablemente ya sabes lo que es un embudo (o proceso) de ventas.

Un embudo de ventas tiene como objetivo guiar a un prospecto hacia una acción específica — a veces esa acción es suscribirse y convertirse en un prospecto o a veces esa conversión es comprar un producto. El embudo de marketing, por otro lado, es el embudo completo de alto nivel que un negocio mantiene, desde el reconocimiento de marca hasta la conversión.

¿Qué es un embudo de ventas de Facebook?

Un embudo de ventas de Facebook, entonces, es el proceso de guiar a las personas a través de las diferentes etapas de tu proceso de ventas utilizando anuncios de Facebook —desde que no te conocen hasta que conocen tu marca, a que se interesen, y del  interés al deseo, y del deseo a la conversión.

Tal vez, por ejemplo, tu embudo de Facebook comienza con persuadir a tus clientes (likes, comentarios, acciones, etc.) y los lleva, eventualmente, a la compra de tus productos…

Ecommerce Facebook Funnel

Y cada etapa, el embudo de Facebook requiere una estrategia de marketing diferente. Después de todo, la estrategia para hacer que la gente tome conciencia de tu negocio es muy diferente a la de hacer que esas mismas personas compren alguno de tus productos.

Es por eso que vamos a recorrer los 7 pasos para la construcción de un embudo de Facebook para cada etapa del viaje del comprador.

Paso #1: Determina qué tipo de embudo quieres crear con tu anuncio de Facebook

Primero, debes tener claro por qué estás creando un embudo de Facebook.

  • ¿Deseas persuadir a los clientes de tu lista de correo electrónico existente?
  • ¿Quieres hacer crecer su lista de correo electrónico?
  • ¿Deseas atraer más tráfico a tu sitio web?
  • ¿Quieres hacer más ventas?
  • ¿Quieres que se comparta más el contenido de tu blog?

O tal vez… todo lo anterior.

Escribe tu(s) motivación(es) para crear un embudo de ventas en Facebook. Por ejemplo…

  • Quiero aumentar mi lista de correo electrónico a 10.000 suscriptores.
  • Quiero generar $10.000 en ingresos cada mes.
  • Quiero obtener 1.000 visitas más a mi sitio web por semana.

Al lado de cada uno de esos objetivos, anota en qué parte del embudo de marketing se enfoca cada objetivo — divide el embudo de marketing en cuatro categorías: “awareness”, interés, deseo y conversión.

  • Quiero aumentar mi lista de correo electrónico a 10.000 suscriptores. — Awareness/interés
  • Quiero generar 10.000 dólares de ingresos cada mes. — Conversión
  • Quiero conseguir 1.000 visitas más a mi página web por semana. — Awareness

Una vez que hayas determinado por qué quieres publicar anuncios en Facebook y a qué parte del embudo de marketing están conectadas esas razones, puede avanzar con confianza y claridad.

 

Paso #2: Publica anuncios de tu marca a tu público objetivo

Este paso sólo debe aplicarse si al menos uno de tus objetivos es aumentar el conocimiento de tu marca con tu embudo de Facebook — recuerda, sin embargo, que puedes volver a dirigir a estas mismas personas mas tarde, cultivarlas, y tratar de llevarlas a la conversión.

 

El objetivo de los anuncios de Facebook es… bueno, generar más conciencia en torno a tu marca, contenido y productos. Hablando de forma práctica, tu misión aquí son las visitas a tu sitio web, el compartir tu información en redes sociales (lo que significa visibilidad gratuita), y — en el mejor de los casos — que la gente te de su correo electrónico  (pero eso puede suceder un poco más tarde, (especialmente si tienes el píxel de Facebook instalado y activo, pero hablaremos más sobre eso en un minuto).

Aquí hay un ejemplo de un anuncio de Facebook basado en la conciencia de marca.

No hay ningún argumento de venta aquí. Este tipo de anuncio aumenta el conocimiento de tu marca y crea reconocimiento de marca entre tu mercado objetivo.

Mejor aún, Facebook tiene una categoría de anuncios específica para generar justo el tipo de reconocimiento que tu negocio está buscando.

Pero aquí está la clave: tus prospectos pueden hacer clic en el anuncio y aun así no suscribirse. Eso no significa que no estén interesados, sino que probablemente significa que los has agarrado en un mal momento. Por eso el Paso #3 es tan importante.

Paso #3: Etiqueta tus visitantes con el pixel de Facebook.

Cuanto antes configures y utilices el píxel de Facebook, mejor.

Me di cuenta por primera vez del poder del píxel de Facebook cuando un exitoso vendedor y amigo mío me dijo: «Cuando tengo el píxel de Facebook funcionando, no importa si el prospecto se suscribe a mi sitio web, sólo necesita visitarlo y yo puedo volver a atraerlo con futuros anuncios».

Recuerda que cuando alguien hace clic en tu anuncio de Facebook, pero no se suscribe ni compra nada, eso no significa que no esté interesado, sino que puede ser que está distraído. Y el píxel de Facebook te permite ponerte en las mentes de estas personas en el futuro, incluso cuando no hayan realizado la acción deseada.

Aquí hay un ejemplo de un anuncio de retargeting que intenta capturar a quienes visitaron el sitio web pero no hicieron una cita (acción deseada), lo cual es posible gracias al píxel de Facebook.

Además, puedes crear píxeles de Facebook para diferentes acciones (y te recomendamos encarecidamente que lo haga). Puedes crear un píxel de Facebook para quienes han visitado una determinada página de tu sitio web, quienes han visto uno de tus anuncios o incluso quienes te han comprado algo.

Esta última táctica le permite apuntar a los prospectos en base a sus comportamientos (no tengo que decirte lo poderoso que es esto, ¿verdad?).

Pero una cosa es segura: no puedes hacer nada de eso si no configuras primero el píxel de Facebook. Aquí está un video de Facebook detallando cómo hacerlo.

Paso # 4: Planifica tu plan de anuncios de Facebook en papel.

Una vez que ingresas al Administrador de Anuncios, las cosas pueden ponerse un poco difíciles.

Especialmente si no estás familiarizado con la plataforma de back-end, es fácil crear algo y luego perderlo porque no estás seguro sobre si debes editar la campaña, el conjunto de anuncios o la creatividad publicitaria. A esto le agregamos diferentes campañas de retargeting y píxeles, y todo se vuelve mucho más confuso.

Es por eso que recomendamos encarecidamente documentar todo tu embudo de Facebook en papel antes de intentar crearlo. Quiero que te pongas en el lugar del prospecto y que simules y pienses cada etapa del embudo de marketing.

Comienza respondiendo estas preguntas …

Conciencia: ¿Cómo deseas que los anuncios de Facebook generen más conciencia de marca para tu negocio?      

  • ¿Qué anuncios usarás para impulsar el tráfico del sitio web?      
  • ¿Qué píxel de Facebook va a estar configurado para aprovechar tus esfuerzos de reconocimiento de marca?

Interés: ¿Cómo deseas que los anuncios de Facebook creen y capten prospectos interesados?

  • ¿Cómo vas a saber cuando alguien ha pasado la etapa de interés?      
  • ¿Cómo vas a recopilar esos datos? Sugerencia: píxel de Facebook.      
  • ¿Cómo vas nutrir a los prospectos interesados ​​utilizando los anuncios de Facebook?      

Deseo: ¿Cómo deseas que los anuncios de Facebook creen deseo entre los posibles prospectos interesados?      

  • ¿Cómo vas a saber cuando alguien ha pasado del interés al deseo?      
  • ¿Cuándo es el momento adecuado para presentarle a alguien tus productos y con qué datos vas a verificar esto?
  • Conversión: ¿Cómo deseas utilizar los anuncios de Facebook para generar ingresos para tu negocio?      
  • ¿Cómo puedes hacer que la tasa de conversión en tu embudo de ventas sea lo más alta posible?
  • ¿Cómo puedes lograr que los clientes sigan regresando por más?

Paso # 5: Crear audiencias similares cuando sea necesario.

Al igual que el píxel de Facebook, las audiencias similares es otra pieza mágica de marketing sacada directamente del conjunto de herramientas de publicidad de Facebook.

Al crear una audiencia similar en el Administrador de Anuncios, puedes dirigirte a un grupo de personas que es similar (o «se parece») a una de tus otras audiencias. Puedes crear un público similar en función de tus clientes existentes, tu lista de correo electrónico o las personas que realizaron una acción específica en tu sitio web (siempre que tenga configurado el píxel de Facebook).

Lookalike Audience de Facebook

Simplemente lo que le estás diciendo a Facebook es que vaya y encuentre a miles de personas que compartan los mismos intereses y comportamientos de tus mejores clientes o de tus mejores prospectos. ¿Que tan poderoso es eso?

Así es como Facebook explica las audiencias similares…

“Con una audiencia similar, usted llega a nuevas personas que probablemente estén interesadas en su negocio porque son similares a sus clientes existentes. Usted elige una audiencia fuente e identificamos las cualidades comunes de las personas que la componen. Luego encontramos personas como ellas, usando la ubicación seleccionada y el tamaño de audiencia deseado».

Esta es una excelente manera de escalar la efectividad de tu embudo de Facebook una vez que hayas agarrado algo de tracción y tengas algunas listas de emails de prospectos reales que puedas duplicar.

Paso # 6: Optimiza tu embudo de ventas.

El objetivo final de cada embudo es el mismo: convertir a prospectos en clientes duraderos. Por eso es tan importante optimizar tu embudo de ventas para la conversión.

Puedes hacer que más personas conozcan tu negocio, puedes convertir esa conciencia en interés e incluso puedes potenciar el deseo por tus productos, al punto de que tus clientes estén esperando comprarlos.

Pero si tu embudo de ventas no está diseñado como una máquina bien afinada para convertir a esos prospectos interesados, perderás ingresos. Así de simple.

Independientemente de la plataforma que utilices, el lugar a donde envías personas para la conversión debe estar optimizado para vender.

Paso #7: Nunca dejes de probar.

Prueba, cambia alguna cosa, prueba, cambia otra cosa y continúa.

Hay muchos consejos sobre cómo ejecutar anuncios de Facebook de alta conversión (¡incluido este artículo!), cómo encontrar la segmentación perfecta, cómo crear el texto de ventas perfecto y cómo usar la imagen llamativa perfecta.

Pero el hecho es que la experiencia de cada empresa con los embudos de Facebook es un poco diferente. Lo que funciona en tu audiencia no necesariamente va a funcionar en la audiencia de otra compañía y lo que funciona para ellos podría no funcionar para tu compañía.

La única forma de saber con seguridad qué anuncios resuenan con tu segmento objetivo es probar e intentar cosas nuevas siempre que sea posible. Cuanto más lo hagas, más rápido vas a aprender y así vas a tener mejores tasas de conversión.

¿Listo para construir tu embudo de Facebook de alta conversión?

Los embudos de ventas de Facebook pueden ser extremadamente efectivos para crear conciencia de marca, aumentar tu lista de prospectos y convertirlos en clientes que pagan.

Pero también pueden ser grandes fuentes de pérdida de dinero o gasto (como todo “comprador digital” sabe).

Al final, debes averiguar qué funciona para ti y para tu negocio. Pero puedes utilizar los pasos anteriores para crear un embudo de Facebook que apoya a tu embudo de marketing de alto nivel, uno que genere conciencia de marca e impulse las conversiones.

Si quieres ahorrarte todos los dolores de cabeza de hacer una campaña de Facebook rentable y explotar tus ventas en los próximos 90 días haga una cita para una sesión estratégica gratis aquí.